martinezglobal@gmail.com

Tax Liens – Invertir en embargos de impuestos preventivos

Tax Liens – Invertir en embargos de impuestos preventivos

El aumento en la volatilidad del mercado de valores combinadas con las tasas de interés históricamente bajas ha causado que muchos inversionistas busquen vías alternas que puedan proporcionar una tasa de retorno decente. Un nicho de inversión que a menudo se pasa por alto son los Tax Liens (embargos preventivos de impuesto) a la propiedad. Esta oportunidad única puede proporcionar a los inversores bien informados, con excelentes tasas de retorno en algunos casos, pero también puede conllevar riesgos sustanciales, y los compradores novatos necesitan entender las reglas y los peligros potenciales que vienen con este mercado.

¿Qué es un Tax Liens (embargos preventivos de impuesto)?

Cuando un propietario deja de pagar los impuestos sobre sus bienes, entonces la ciudad o el condado en el que se encuentra la propiedad tiene la autoridad para colocar un embargo sobre la propiedad (lien). Un gravamen o lien es un reclamo legal contra la propiedad por el monto no pagado que se le debe; cuando la propiedad tiene un derecho de retención (lien) se le atribuye que no se puede vender o refinanciar hasta que se paguen los impuestos y se elimine el gravamen.  De la misma manera cómo las propiedades son compradas / vendidas en las subastas, estos Tax Liens a las propiedades deben ser pagados.

¿Cómo se puede invertir en ellos?

Cuando se emite un gravamen, un certificado de tax lien es creado por el municipio, el cual refleja la cantidad que se debe en la propiedad más los intereses o multas que se adeude. Estos certificados son luego subastados y posteriormente emitidos a los inversores con la más alta oferta. Tax Liens se pueden comprar por tan poco como unos pocos cientos de dólares por propiedades muy pequeñas, pero la mayoría de ellos cuestan mucho más. Las subastas pueden ser celebradas bien sea en un entorno físico o en línea, y los inversores pueden ya sea hacer una oferta hacia abajo en la tasa de interés sobre el embargo o pujar hacia arriba una prima por la que van a pagar. El inversor que esté dispuesto a aceptar la menor tasa de interés o pagar la prima más alta se le otorgará el derecho de retención (lien).

Aquellos que estén interesados ​​en la compra de un tax lien pueden empezar por decidir sobre qué tipo de propiedad les gustaría mantener un gravamen, como residencial o comercial, o tierra sin desarrollar frente a la propiedad con mejoras. A continuación, puede ponerse en contacto con el tesorero de su ciudad o condado para saber cuándo, dónde y cómo la próxima subasta se llevará a cabo. La oficina del tesorero puede decirle al inversor donde obtener una lista de las propiedades que están programadas para ser subastadas, así como una lista de las reglas de cómo se llevará a cabo la venta. Estas reglas delinearán los requisitos de preinscripción, los métodos de pago aceptados y otros detalles pertinentes.

Cada propiedad de bienes raíces en un condado determinado que tenga un tax lien se le asigna un número dentro de su respectiva parcela, y los compradores pueden buscar estos gravámenes por medio de este número para obtener información acerca de ellos del condado (esto a menudo puede hacerse en línea). Para cada número, el condado tiene la dirección de la propiedad, el nombre del propietario, el valor de tasación de la propiedad, la descripción legal y un desglose de la condición de la propiedad y las estructuras que se encuentran en los locales.

Recogiendo los beneficios del Lien

Los inversores que adquieran Tax Liens de propiedades por lo general tienen que pagar inmediatamente el importe del gravamen en su totalidad al municipio emisor. El inversionista debe entonces notificar al dueño de la propiedad que ahora el tiene el derecho de retención. El dueño de la propiedad debe pagar al inversor la totalidad del importe del gravamen, más los intereses, que pueden oscilar entre el 5 y el 36% (la tasa varía de un estado a otro). Si el inversor pago una prima por el derecho de retención, esta se puede añadir a la cantidad que el dueño de la propiedad debe pagar, en algunos casos.

Tax Liens – Invertir en embargos de impuestos preventivos

El calendario de pagos suele durar entre seis meses y tres años, y en la mayoría de los casos, el propietario es capaz de pagar el gravamen en su totalidad. Si el propietario no puede pagar el gravamen a la fecha límite, entonces el inversionista tiene la autoridad para ejecutar la hipoteca de la propiedad al igual que el municipio (aunque esto es algo bastante raro).

Desventajas en la inversión de Tax liens a la propiedad

Aunque los Tax Liens a la propiedad pueden producir tasas sustanciales de interés, los inversores tienen que hacer sus deberes antes de zambullirse en este campo. Privilegios fiscales (Tax Liens) son generalmente inapropiados para los inversores novatos o aquellos con poca experiencia en el conocimiento de las propiedades inmobiliarias.

Los inversores también deben estar familiarizados con la propiedad sobre la que el gravamen ha sido colocado para asegurar que pueden cobrar el dinero a su titular. Una propiedad en ruinas que se encuentra en el corazón de un barrio marginal, probablemente no es una buena compra, independientemente de la tasa de interés que se prometa, porque el dueño de la propiedad puede ser completamente incapaz o no está dispuesto a pagar el impuesto que se debe. Las propiedades que han causado cualquier tipo de daño al medio ambiente, por ejemplo, productos químicos o materiales peligrosos que fueron depositados allí, también son generalmente indeseables.

Inversionistas de Tax Liens también necesitan saber cuáles son sus responsabilidades después de que reciban sus certificados. Por lo general, tienen que notificar al dueño de la propiedad por escrito de su compra dentro de una cantidad determinada de tiempo y luego enviar una segunda carta de notificación a ellos cerca del final del período de rescate, si el pago no se ha hecho completamente en ese tiempo.

Tax Liens no son instrumentos eternos; muchos de ellos tienen una fecha de vencimiento después de un cierto período de tiempo que ha transcurrido después del final del período de redención. Una vez que el lien expira, el lienholder (el tenedor del derecho de retención) se convierte en incapaz de cobrar cualquier saldo pendiente de pago que se le debía previamente. Y si la propiedad va a la ejecución hipotecaria (foreclosure), el lienholder puede descubrir que hay otros gravámenes sobre la propiedad, que pueden hacer que sea imposible obtener el título.

En conclusión

Los Tax Liens de la propiedad puede ser una alternativa viable de inversión para inversores experimentados que están familiarizados con el mercado de bienes raíces. Los que saben que están haciendo y toman el tiempo para investigar las propiedades a las que compran los gravámenes, pueden generar beneficios sustanciales en el tiempo, pero los riesgos potenciales que están involucrados hacen de este campo inapropiado para los inversionistas no sofisticados. Para obtener más información sobre los tax Liens de propiedad, consulte a su agente de bienes raíces o un asesor financiero Martinez Global Investments

Tax Liens – Invertir en embargos de impuestos preventivos