martinezglobal@gmail.com

Small House – Vivir en una casa pequeña beneficios y desafíos

Small House

De acuerdo con el Censo de EE.UU., el tamaño medio de un hogar estadounidense era 983 pies cuadrados en 1950, y 1.660 pies cuadrados en 1973. En 2010, el promedio había subido a casi 2.400.

Pero a pesar del predominio de las grandes casas, más propietarios de viviendas están recordando las muchas ventajas de vivir en una small house.

-Más consumo de energía eficiente. Small house es a menudo más eficiente en energía, ya que tiene menos espacio para calentar o enfriar, lo que significa que tiene una huella ecológica menor.

-Menos limpieza y mantenimiento. Menos habitaciones significa menos tiempo dedicado a la limpieza y mantenimiento del hogar. Esto beneficia a la familia, ya que significa que pasan más tiempo al aire libre, haciendo las cosas que quieren.

-Acogedora e íntima. A diferencia de las habitaciones a menudo gigantescas de una mansion, small house tiene habitaciones pequeñas. Esto le da a cada habitación, así como toda la casa, una sensación de comodidad e intimidad que las grandes casas carecen.

-Menos gastos. Small house es menos costosa para vivir. Por ejemplo, la mayoría de las casas pequeñas construidas antes de la década de 1940 se han diseñado para permanecer frescas usando sombra y ventilación cruzada. Por lo que casi no hay necesidad de aire acondicionado.

Estrategias para vivir en una small house

La regla es que cada vez que alguno traiga algo nuevo a la casa, algo de igual tamaño debe ser donado. Por lo que se reduce poco a poco el consumismo como una reacción natural de vivir en una small house. Como resultado, la casa se siente abierta y despejada, que es clave para vivir cómodamente.

Small House

Pero esta forma de pensar definitivamente es ayudada por la planificación y los buenos hábitos:

-Vea menos televisión. Para frenar el impulso de comprar, reduzca el ver la televisión. Mientras menos television se vea, menos anuncios ves, lo que significa menos presión se siente al salir y comprar cosas nuevas todo el tiempo.

-Adopte una estrategia. Si trae algo nuevo a la casa, algo de igual tamaño debe salir. Averiguar lo que funciona mejor para su estilo de vida y espacio, y configurarlo.

-Haga uso de todo el espacio libre. Nada hace que una small house se vea más pequeña que el desorden. Si se mantiene organizada, su casa se va a ver y sentir mucho más grande.

-Trabaje los colores. Las personas difieren en cuanto a si los colores de pintura brillantes hacen que una habitación parezca más grande, o si los colores más oscuros en realidad hacen que una habitación parezca más grande.

El resultado de usar distintos colores brillantes es que, al menos en mi opinión, cada habitación se siente abierta, llena de energía y posibilidades. Si usted vive en una small house, no tenga miedo de experimentar con colores para encontrar una mezcla que haga que se sienta una casa abierta y acogedora.

Al menos, si no te gusta el color, la habitación es lo suficientemente pequeña como para que el repintado no tomará tanto tiempo!

Con todo, vivir en una small house con éxito significa estar atento a los objetos físicos con los que ustedes deciden vivir. Esta atención es, creer, que tanta falta hace en la sociedad actual. No es necesario un montón de cosas para ser feliz. Hay algo de valor a sabiendas de que puede llegar a funcionar en vivir con menos.

Conclusión

Vivir en una small house (casa pequeña) se necesita creatividad, flexibilidad e ingenio. Pero en general, creo que vale la pena el esfuerzo.

Estar en una sala pequeña realmente nos obliga a considerar cuidadosamente las cosas que poseemos, y tomar decisiones acerca de lo que realmente necesitamos, así como lo que no necesitamos. Aunque esto puede parecer limitante, en realidad es bastante liberador.

Small House